Diferencia entre deudas buenas y deudas malas

27 formas de ahorrar dinero

Todos hemos adquirido grandes cantidades de deudas alguna vez. Es normal que una persona se vea cargada de pasivos debido a una época llena de gastos, algunos necesarios y otros no tanto.

El uso del dinero a veces no es inteligente por parte de ciertas personas, por ejemplo, no siempre hay que pedir préstamos para adquirir ciertas cosas. A todos nos tocará lidiar con el inconveniente de sentirnos atrapados por deudas, al punto de que es casi normal estar así alguna vez en la vida. Sin embargo, primero hay que evaluar el tipo de deuda que tenemos.

A veces pensamos que lo único que tenemos que hacer para estar totalmente libres de deudas es pagar los créditos pendientes y ya está. Pero tener inteligencia financiera y una buena gestión del dinero va mucho más allá.

Siempre que pasamos por un momento difícil al acumular deudas, automáticamente las tildamos todas en un aspecto negativo y decimos que son deudas malas. Eso sin duda alguna nos hará sentir frustrados y por un breve instante, hasta pensaríamos que nunca podríamos llegar a pagarlas en su totalidad. Pero tenemos buenas noticias que te harán deshacerte de ese pensamiento: las deudas buenas sí existen.

¿Cuál es la diferencia?

En realidad sí se conocen dos tipos. Las deudas buenas y las deudas malas. Cada vez que nos encontramos en aprietos financieros podemos decir que son totalmente culpa de las malas, porque las buenas sí nos afectan, pero no de forma negativa. Ahora te enseñaremos a identificar cada una para que puedas solucionar tus inconvenientes en cuanto a las finanzas y saber cuál tipo de deuda te conviene más tener.

¿Cuáles son las deudas malas?

Son aquellas para las que necesitamos grandes sumas de dinero para cancelarlas en su totalidad y que en el momento de empezar a tenerlas pensamos que eran una buena idea y completamente necesarias, pero posiblemente luego nos demos cuenta que había otra forma de adquirir el producto sin endeudarnos demasiado.

Los productos de lujo por lo general traen deudas malas, porque son adquiridos tras una mala decisión financiera. Puede ser desde un carro del año hasta una pantalla plana gigante. Es placentero tenerlo, pero la forma en que fue comprado no deja resultados positivos en el presupuesto, por eso es considerado como una deuda mala.

¿Cuáles son las deudas buenas?

Uno de los mejores ejemplos es adquirir un préstamo bancario para invertir en un negocio y apenas esa inversión empiece a dar frutos, podemos considerarlo como una deuda buena, porque fue un pasivo destinado a la inversión con la finalidad de obtener más ingresos. Con esas ganancias es que es inteligente cancelar las deudas, porque para obtenerlas tuviste que hacer un gasto completamente necesario y llegaste a depender de esa deuda para tener un buen ingreso en tu cuenta bancaria.

En resumen, lo más relevante lograr estabilidad financiera es evitar por completo la adquisición de deudas malas. Cada vez que quieras comprar un producto de lujo asegúrate de que en realidad lo necesitas y busca cómo generar el ingreso para pagarlo.

, , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Diferencia entre deudas buenas y deudas malas – mejorartusfinanzasblog -

    […] El uso del dinero a veces no es inteligente por parte de ciertas personas, por ejemplo, no siempre … – http://mejorartusfinanzas.com/diferencia-entre-deudas-buenas-y-deudas-malas/ […]

Deja un comentario

Tecnología Wordpress